3 de enero
– NADA PUEDE HACERTE REAL DAÑO

Hijo, nada puede hacerte real daño si estas bajo Mi pacto de sangre que he establecido contigo cuando creíste. Yo cargué tu iniquidad y me hice maldito porque te amé antes de la fundación del mundo. Te he dado de beber de Mi Espíritu que es el que te guía a toda verdad. No dejes que la falta de perdón y que la avaricia que es idolatría o la falta de amor a tu prójimo o la rebeldía abran puertas en tu vida al enemigo de tu alma. Confiésame continuamente tus pecados con arrepentimiento y andarás en Mi luz. Yo te rescaté de las tinieblas para que andes en la admirable luz de Mi Reino glorioso. Eres santo a Mis ojos porque Yo te aparté para Mí. ~Jesús

CONFESIÓN: Hoy confieso en alta voz que estoy bajo el nuevo pacto sellado con la Sangre de Cristo. El enemigo no puede tocarme porque puse todas mis causas que me acusaban bajo Su Redención. Cancelo en nombre de Jesús todo pacto y sujeción que yo haya hecho anteriormente con las tinieblas. Ando en luz y ando en amor… y la palabra del Señor me limpia de mis pecados. Su Espíritu Santo me guía a toda verdad y me da el poder de resistir todo ataque del enemigo. Soy Santo y apartado para el Reino de Cristo y andaré conforme a mi llamado. Todo esto lo declaro en nombre de Jesús, Amén

Referencia Bíblica: Gálatas 3:13, 14; 1Corintios11:25; Efesios 1:4-7; Marcos 11:25-26; Col 3:5; Juan 13:34; Col 1:13 14; 1Jn 1:6-9

Pr. Mario Tucci

>>>> Página inicial

Haga clic aqui, para comprar “Como agua en el Desierto” en Amazon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.